Isla de Vis

La isla croata de Vis es el lugar perfecto para todos aquellos que buscan el espíritu y la forma de vida mediterránea. Su cultura, historia, su costa adriática de aguas cristalinas, sus maravillosas playas, calas e islotes robarán tu corazón.

Toda la historia de Vis está relacionada con la pesca, el cultivo del vino y su producción. El vino blanco de mayor reputación es el llamado Vugava de Vis, el cual se puede probar en un montón de restaurantes y bodegas de esta isla croata.

Lugares de interés en la isla de Vis:

Hay un gran número de restos de la actividad humana que hubo a lo largo de las décadas. Los barracones vacíos, las minas y los túneles subterráneos de 70 km de largo crean un misterioso laberinto secreto. Encontrarás un túnel marino militar llamado "Langosta" de 100 metros de largo, el escondite de Parja, un refugio submarino y buques militares. La longitud es de unos 100m.

Navegando hacia el sur desde Vis podrás ver la despoblada isla de Ravnik. A 500 m de la bahía está la Green Cove - una cueva de abrasión con dos entradas y una apertura en la bóveda de ésta a través de la cual la luz entra. Durante la II Guerra Mundial solía ser refugio para un gran número de barcos.

Komiza es una ciudad portuaria situada en la parte occidental de Vis. El puerto está situado en una amplia bahía protegida de los vientos del este y noreste, siendo abierto a los vientos del oeste y suroeste. Komiza es el hogar de la pesca en la costa adriática, lo cual está certificado por el Museo de los Pescadores de la ciudad. Algo poco común en Croacia es que el museo se encuentra en la vieja torreta veneciana de la ciudad. Los barcos de pesca de Komiza se llaman falkusa y se caracterizan por su forma de construcción con madera.

Cerca de Vis, podemos encontrar una pequeña isla croata llamada Bisevo, la cual es famosa por sus impresionantes playas de arena, su increíble vida marina y sus fenómenos naturales únicos. La costa adriática de Bisevo está repleta de ensenadas, con la más reconocida de ellas llamada la cueva azul en la cala de Balun. La entrada bajo el agua permite que la luz del sol y la luz del mediodía penetren en la cueva y se reflejen en el fondo blanco de la roca, iluminando la cueva en maravillosos tonos de verde, plata y azul. Solo puedes entrar a la Cueva Azul mediante un barco de pequeñas dimensiones y cuando no haya oleaje.