Isla de Šolta

La isla croata de Solta se encuentra cerca de Split - se puede llegar en sólo 45 minutos en ferry. A pesar de la proximidad de la ciudad, la principal característica de Solta es su encanto natural prístino. Con sólo 1500 habitantes, 24 golfos y su belleza natural, Solta es un lugar donde puedes encontrar tranquilidad y serenidad dondequiera que vayas.

Solta ha mantenido fuertes relaciones con Split desde hace siglos. Solía ser el "hogar de verano" y la granja privada de peces del emperador romano Diocleciano. Otras familias bien situadas como Cindro y Čipiko tenían sus casas de verano en Solta. Hoy en día esta isla croata sigue siendo famosa debido a sus aceitunas, miel y vino.

Lugares interesantes en la isla de Solta:

El pueblo de Maslinica se encuentra en la costa occidental de la isla de Solta. Sus innumerables calas, las cuales hacen de refugio contra el viento y poseen una gran belleza, y sus ensenadas, junto con su pequeño archipiélago de siete islas (Polebrnjak, Saskinja, Stipanska, Kamik, Balkun, Šarac y Grmej) hacen de Maslinica un fantástico paraíso marinero para bucear y hacer pesca submarina. El gran reclamo que tiene un castillo convertido en hotel y el edificio del puerto deportivo están convirtiendo a este pueblo en el corazón turístico de esta isla croata.

La cala más popular, además de la de Maslinica, es la cala de Šešula con su excelente ubicación y protección, amarre seguro y su atractiva práctica gastronómica.

Stomorska es un destino perfecto para los turistas que buscan el turismo de antaño. Situado en la parte noreste de la isla a 12 km del puerto de Rogač, este pequeño pueblo cuenta sólo con 250 habitantes, los cuales en verano pueden dar alojamiento a alrededor de 500. Si lo que quiere es atracar, Stomorska posee un lugar con una ocupación de hasta 30 barcos. El encanto bucólico de Stomorska y la hospitalidad local te robarán el corazón inmediatamente.

Rogač es el asentamiento más antiguo de Solta, y el mejor enlace entre Split y el resto de la isla. Sus muchas playas y ensenadas hacen de este lugar el sitio perfecto para realizar turismo náutico. La ensenada de Rogač está abierta a los vientos del norte.

Grohote se encuentra en la parte central de la isla, en la carretera que une las dos ciudades más distantes de Solta - Stomorska y Maslinica. También hay conexión por carretera con el puerto de Rogač. Grohote, siendo la ciudad más antigua y más grande de Šolta, es el punto principal económico y administrativo de esta isla croata. Sus habitantes son principalmente agricultores, pescadores o trabajan con cal.

Nečujam está situado en la ensenada más grande de Solta, y es la ciudad más nueva. Se encuentra junto a la amplia playa. Hay ocho calas en la ensendad: Bok Supetra, Šumpjivina, Podkamenica, Maslinica, Tiha, Bok od rata, Piškera y Supetar.

Gornje Selo, un pequeño asentamiento que tiene una forma defensiva de cien metros de altura, es uno de los mayores ejemplos de la arquitectura mediterránea. Gracias a su proximidad a los campos fértiles y al mar en el sur, los residentes de Gornje Selo trabajan principalmente en los campos, en los viñedos y en granjas de olivos, haciendo que solo unos pocos se dediquen a la pesca. Hoy en día, los lugareños son los únicos en Solta que han transformado favorablemente su patrimonio y la ganadería en las atracciones turísticas.

Srednje Selo es un pequeño asentamiento que se remonta a la Edad Media, situado en un camino que une Grohote y Donje Selo. Este pueblo, el cual es el menos poblado de toda la isla croata de Solta, solía ser una villa de agricultores, olivares y viticultores. Hoy en día Srednje Selo es un conjunto de casas de piedra y una escuela abandonada que recuerda el pasado de este lugar el cual estaba lleno de vida y gente.

Donje Selo está situado en el camino que une Maslinica, en la parte oeste de la isla, y Srednje Selo. Siguiendo esta carretera hacia el norte conduce al golfo de Donja Krušica, un pequeño pueblo turístico que cada año es más visitado por los turistas.

Donja Krušica es un pequeño pueblo de pescadores en el norte de Solta. Se puede llegar a Donja Krušica a través de una carretera local que va desde Donje Selo. Está a sólo 1,5 km de distancia, por lo que se puede llegar fácilmente a pie. En el pueblo se puede encontrar un pequeño puerto el cual tiene poca profundidad. Este pueblo es un asentamiento de pescadores el cual no tiene ningún tipo de tienda o restaurante, lo que lo convierte en un oasis de calma y tranquilidad con una hermosa naturaleza primitiva.

Gornja Krušica es un pequeño pueblo de pescadores en la parte noreste de la isla. Al igual que Donja Krušica, el pueblo no tiene ni tiendas ni restaurantes. La ciudad más cercana al pueblo es Stomorska, accesible por carretera local o por mar.