Mascotas en tus vacaciones de vela

¿Planeas navegar o hacer un crucero en goleta y quieres que tu pequeño o gran amigo peludo vaya contigo? No hay problema: puedes traer tu perro u otra mascota, dependiendo de la agencia de alquiler que elijas, ya que a la mayoría de ellos no les importará. Aquí hay algunos consejos prácticos para que pases tus vacaciones sin ningún tipo de estrés.

1.¡Woof, burocracia!

Debes tener en cuenta que algunos países requieren microchips y papeles para poder pasar la frontera. Te recomendamos que le eches un vistazo al reglamento del país al que vas a ir. Por ejemplo en Croacia, es obligatorio que cada mascota tenga su propio pasaporte, en el cual haya información sobre si su amigo peludo tiene integrado un microchip y está vacunado contra la rabia. Esto se aplica a los perros, gatos y hurones. Si a la entra en Croacia no pasas los requisitos, te pueden negar entrar en el país o pueden hacer que tu mascota vuelva a su país de origen o ponerlo en cuarentena. Como dueño tendrás que hacerte cargo de cualquier gasto incurrido - resultantes de la aplicación de cuarentena u otro tipo de medidas.

2. Mi primera vez navegando

Si es la primera vez que llevas a tu mascota a navegar tienes que tener en cuenta que puede ser un poco aterrador y molesto para tu peludo amigo. Tienes que preparar una pequeña esquina en la que pueda esconderse y calmarse hasta que vuela a tranquilizarse. Además, debes quitar cualquier cosa con la que pueda hacerse daño, en caso de que entre en pánico,

3. Conociendo el barco

Antes de ponerte en marcha debes guiar a tu mascota a través de todos los lugares del barco y determinar dónde va a dormir colocando la alfombra sobre la que se duerme en casa. Ponle su lugar en el medio del barco, donde no pueda interferir en la maniobra, la salida o en la llegada. Ponle a la sombra, enseñarle cuando puede subir y bajar del bote…

4. ¿Dónde está mi baño?

Te recomendamos que cojas césped artificial previamente empapado por las secreciones de tus perros para no obligarles a abstenerse hasta el próximo anclaje: es más fácil para él identificarse con ello, y más práctico para limpiar. Si tienes un perro pequeño, es suficiente con coger una caja de arena de gatos, la cual debes llevar también si traes contigo a tu pequeño felino. Asegúrate de colocarlo debajo de la cubierta debido a la estabilidad. Si no quieres llevarte nada, siempre puedes entrenar a tu mascota para que descargue por la borda. Te llevará tiempo pero la diversión y el acercamiento con tu peludo amigo estará garantizado.

5. Grrr, esas escaleras...!

La rampa de desembarco puede ser demasiado empinada y puede que tu perro no pueda subirla. Tranquilo, tenemos una solución para ello, por lo tanto podrás ver a tu pequeño amigo saltando mientras te da las gracias por hacer más fácil su estancia.

6. ¡Sombra, por favor!

¿Sabías que los animales también pueden quemarse por el sol? Y no solo eso, también pueden tener cáncer de piel. Es necesario que te asegures de ponerles a la sombra, hidratarles con regularidad y ponerles crema solar de mascotas, la cual puedes encontrar en un veterinario o en una tienda de animales.

7. ¡Hey, no me balances tanto!

Además de quemarse, los animales también pueden marearse. Algunas de las pastillas que tomamos los humanos para el mareo son buenas para los animales, pero debes consultarlo con un veterinario primero.

8. ¿Y el chaleco salvavidas?

¡No quiero acabar como en Titanic! Si, has leído bien, hay un cinturón salvavidas para los perros, es una variedad de chaleco salvavidas, como una chaqueta flotante. Es de color fluorescente y tiene un mango en la parte trasera para poder sacar a tu mascota del agua. Es recomendable que lo lleve puesto todo el tiempo mientras está a bordo.