Guía de la isla de Brac

Brac está entre las islas más populares de Croacia, visitadas por miles de turistas cada verano. Su proximidad a Split resultó ser una gran ventaja, ya que muchos turistas que vienen a Split a menudo visitan la isla, ya sea a través de los ferris locales o alquilando un yate en una de las agencias locales. Los dos principales asentamientos turísticos son Supetar y Bol; cada uno tiene varios hoteles, pero el verdadero negocio es el alojamiento privado. Dado que muchos lugareños alquilan habitaciones y apartamentos a los turistas, no es ningún problema encontrar un alojamiento adecuado y asequible. Las habitaciones y los apartamentos varían en tamaño, calidad y precios, pero tal vez es mejor reservar con varias semanas de antelación, ya que la isla se suele llenar durante la temporada alta.

La isla es frecuentada generalmente por los amantes de los deportes; hay un montón de opciones de esquí acuático, parapente y surf. En realidad, Brac es el punto focal del surf en Croacia, gracias a las corrientes y sus condiciones meteorológicas. Incluso si no sabes cómo navegar, hay un montón de cursos que te ayudarán a conocer los conceptos básicos. El senderismo también es popular; el pico más alto del Adriático, la Montaña de San Vid, ofrece una vista espectacular de la isla y de todo el panorama. Hay muchos rutas de ciclismo, por lo tanto la bicicleta es la mejor manera de moverse por la isla, ya que algunos de los caminos interiores no son muy adecuados para los coches.

El símbolo de Brac y el lugar donde debes de comenzar tu exploración de la isla es la playa del Cuerno de Oro, cerca de la ciudad de Bol, la cual es considerada una de las playas más hermosas del mundo (te garantizamos que la verás en cada folleto de Croacia). Una gran cantidad del surf anteriormente mencionado se lleva a cabo aquí, y gracias a sus arreglos únicos es perfectamente adecuado para los niños.

Los lugareños se enorgullecen de su tradición vinícola, así no puedes perderte la oportunidad de visitar una de las vinerías locales (hay varios en cada uno de los asentamientos de la isla), como la Bodega Stina en Bol. Los vinos también se pueden encontrar en los locales “konoba” (tabernas), donde también tendrás la oportunidad de probar la cocina local la cual se basa en pesacado.

Supetar y Brac tienen varias iglesias y edificios renacentistas. Explore la historia de la isla visitando el Monasterio de Blaca: construido en el siglo XVI por monjes Glagothic que se escondían de los otomanos. Al principio encontraron refugio en una cueva cerca de Bol, y más tarde construyeron una hermosa iglesia a su alrededor. Hoy en día es un museo con docenas de artefactos interesantes, miles de libros, pinturas y otras obras de arte.

Otro sitio interesante es la Cueva del Dragón, cerca del pueblo de Murvica. Los monjes una vez instalaron la cueva, tallaron interesantes y misteriosos escritos y dibujos en sus paredes. Es una media hora de caminata en la que tienes que ir acompañado de un guía local ya que una puerta de cerradura fue instalada para proteger la cueva de vandalismo.